viernes, 5 de diciembre de 2008

Seamos sinceros

El sexo está en todas partes. En las películas, la música, anuncios de televisión, una mirada en un bar, un vaso de vino, un baile atrevido, hoteles de 5 estrellas y pensiones de mala muerte, la parte de atrás de un coche, última fila de un cine, un empujón en el metro, un beso en la mejilla, un nuevo vestido... Es algo que no podemos evitar. A todos los seres humanos nos gusta el sexo, independientemente de nuestro sexo, raza, orientación, religión... El sexo no entiende de discriminación. Por eso es imposible que no esté presente en cualquier situación de nuestra vida cotidiana, por muy inocente que parezca. Me pregunto qué tiene más fuerza en este mundo: el sexo o el amor. Hubiera incluido también al dinero pero prefiero no parecer superficial. El caso es que el sexo mueve nuestras vidas, ¿quién no iría al último rincón del planeta si nos aseguran que allí íbamos a tener el mejor orgasmo que podamos imaginar?

7 comentarios:

Amp dijo...

Me alegra ver el comienzo de este espacio.

Todos somos seres sexuados y, por tanto, cada una de las relaciones que tengamos con otros seres será sexuada y nunca asexual.


Bsus de Amp

Casi Nadie Lo Sabe dijo...

Hola ella!

Me alegra que me invites al nacimientode este blog, pero por favor... pon una letra que contraste más con el fondo, cuesta horrores leerlo.

Gominola azul* dijo...

Hola!!
Gracias por invitarme pero no creo que me sea fundamental esta informacion...
Y como mi compañera de arriba hadicho, esta letra es ilegible

andrea dijo...

Ella sigue escribiendo, siempre saldrán temas y cuentos sexosos que la gente guste de leer. Sigue con tu blog y recuerda que los comentarios lo alimentan. No te olvides de pasar por el mío y dejar un recuerdito va!!

Mamaliga dijo...

Gracias por invitarme a este espacio y buena suerte con este blog que empiezas. Escribe algún otro post, que esto está un poco desangelado!
Pasa un buen fin de semana.

Casi Nadie Lo Sabe dijo...

@GominolaAzul, ¿compañera de arriba? ups, creo que te equivocaste, soy compañero ;o)

Tarn dijo...

Llámame romántico, o hipócrita o lo que quieras, pero a mi el sexo, como tal, tampoco me aporta gran cosa. Desde luego, para mi tiene más fuerza el amor, y estoy muy contento de haber podido sentir lo que he sentido por ciertas personas (independientemente del dolor posterior). Un polvo está bien, pero al final se acaba banalizando.

Un beso!